miércoles, 26 de octubre de 2011

9/11: Las víctimas no reconocidas



El 9/11, es una fecha que no será olvidada por los ciudadanos norteamericanos. Cada año recordarán con nostalgia a las víctimas de aquel trágico suceso, el cual, traspasó fronteras. Existen víctimas no reconocidas, a raíz de este acontecimiento.


9/11: Las víctimas no reconocidas

NTRzacatecas.com
René Fernando Lara Cervantes
Martes 13 de septiembre de 2011

El 11 de septiembre se cumplieron 10 años del atentado terrorista contra el World Trade Center (WTC), donde dos aviones de la compañía American Airlines impactaron a las torres gemelas en la ciudad de Nueva York y uno más se estrelló contra el centro de operaciones y de inteligencia militar de los Estados Unidos, el Pentágono. Cerca de 2 mil 749 personas fue el saldo de la muerte, dos emblemas del distrito financiero norteamericano reducidos a escombros y el orgullo militar herido.
Los efectos secundarios crearon cambios significativos para nuestros vecinos del norte, para el resto del mundo y afectaron a nuestro país, sobre todo a la frontera norte, ya que la mayoría de las exportaciones son trasladadas por las carreteras de nuestro país, hasta cruzar los puentes que las llevan a territorio estadounidense. A raíz de los atentados del 9/11, se incrementaron de manera sustanciosa los controles y protocolos de seguridad para blindarse de criminales y terroristas, y evitar una tragedia similar. Las nuevas medidas de seguridad han tenido efectos negativos para la industria y la sociedad mexicana, afectándolos considerablemente.
Ciudad Juárez, Chihuahua, ha estado bajo la lupa de la prensa local, nacional e internacional por la preocupante violencia que asedia al lugar, situación agravada desde el sellamiento de la frontera por parte de Estados Unidos. Según El Diario, medio de comunicación juarense, desde que inició la ofensiva contra la organización de Al-Qaeda se llevó a la ciudad y a la región, a una década pérdida, en términos de economía y sociedad. El incremento en los controles fronterizos, al trasiego de drogas a EU ha dificultado cruzar la frontera y ocasionó que los narcotraficantes hicieran de la ciudad un punto de venta y no sólo van de “paso”.
Además, con la llegada de Calderón H. en 2006 a la Presidencia de la República y el inicio del combate al narcotráfico, estalló la Violencia en Juárez hasta volverlo uno de los lugares más inseguros del país. José Luis Armendáriz Bailón, presidente de la Asociación de Maquiladoras de Ciudad Juárez (AMAC) declaró que: “El ataque a las Torres Gemelas cambió al mundo, y nosotros (los juarenses) fuimos de los más afectados”.
Sin duda, ahora hasta los narcotraficantes tenían que innovar formas de obtener recursos para operar, lo cual derivó en un aumento en los secuestros, extorsiones y robos; todo a consecuencia de las rigurosas revisiones hacia Estados Unidos, corroboró el mismo FBI. Económicamente, las maquiladoras fueron las que más resintieron los mayores controles fronterizos. Con relación a los tiempos para cruzar la frontera, estos aumentaron considerablemente por las exhaustivas revisiones en los puentes, al inicio tomaba 30 minutos pasarla, ahora son tres horas el tiempo de espera de un vehículo para entrar a suelo estadounidense; eso incrementó los costos de las maquiladoras, obligadas ahora a someterse a caros procesos de certificación que garantizaran al Gobierno de los Estados Unidos que no existía ningún riesgo que amenazara su seguridad en las mercancías transportadas.
Así, las maquiladoras vieron mermada su rentabilidad y los primeros en ser sacrificados fueron los trabajadores, víctimas de los recortes de personal. Al iniciar la ofensiva militar contra Al-Qaeda, sin ninguna novedad y como históricamente ha sucedido, ese movimiento estimuló a la economía norteamericana a través de los rubros de seguridad y la milicia, pero para Juárez el panorama no fue mejor; ya que la mayoría de su industria no produce mercancía utilizable militarmente.
Un mes posterior al derrumbe de las Torres Gemelas, en octubre de 2001, la cifra récord de empleo en las maquiladoras de 284 mil 220 empleados en 2003 cayó a 204 mil 910 empleos, con una modesta recuperación en 2008 llegó a 235 mil trabajadores por la integración de un uso intensivo de tecnología en la producción; a pesar de todo jamás se recuperó el nivel de empleo presentado en 2001. Hoy la industria maquiladora da sólo 52 por ciento de empleo a la ciudad, y en conjunto con el factor seguridad, agudiza la crisis de empleo por los negocios que han cerrado sus puertas, y por aquellos nuevos negocios que no pueden instalarse, debido a la inseguridad. En lo social, el 9/11 dividió a la sociedad en dos. La sociedad juarense es transfronteriza y las largas esperas para cruzar la frontera merman la convivencia entre familias, estudiantes y amigos.
Al destruir relaciones sociales, se ha estancado y desviado el flujo de efectivo, antes favorecido por el vaivén de personas que cruzaban de un país a otro, hoy está muy limitado el flujo de dólares que recibía la economía juarense, la Cámara Nacional de Comercio estima que antes fluían cerca de 850 millones de dólares anuales de El Paso a Ciudad Juárez, hoy esa cifra disminuyó considerablemente después del 9/11.
Los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre cambiaron al mundo y dejaron una profunda herida a los ciudadanos norteamericanos, herida que busca ser cauterizada por una lucha, motivada probablemente por algo más que el solo deseo de justicia, contra organizaciones terroristas a lo largo del globo. Estados Unidos nunca se toca el corazón en la toma de decisiones y para ejemplos basta y sobra el de Ciudad Juárez, que debe ser uno de muchos.
EU lloró, honró y conmemoró nuevamente a sus caídos el pasado domingo, como si hubieran sido ellos los únicos afectados por los ataques perpetrados. Y es cuando surgen las interrogantes: en dónde, cómo y para quién debería hacerse justicia. Pero son interrogantes que seguirán en el aire por tiempo indefinido, ya que como afirma el analista Robert Kagan: EE.UU. hará de todo en Latinoamérica, menos pensar en la región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada