lunes, 24 de octubre de 2011

Usura, financiamiento y desarrollo


Aquí les presento un breve análisis sobre el rol de la banca y sus efectos en el desarrollo de México.

Usura, financiamiento y desarrollo

NTRzacatecas.com
René Fernando Lara Cervantes
Miércoles 13 de abril de 2011
En un esquema de desarrollo nacional, la banca juega un papel fundamental. En cualquier país, el tema del financiamiento es crítico y sin dinero a disposición de los diversos proyectos productivos no hay manera de echar a andar la economía, ni de hacerla crecer, con la consecuencia de tampoco alcanzar las metas de desarrollo esperadas. Existen dos fuentes principales de recursos para el financiamiento del desarrollo, como lo son el ahorro interno y el ahorro externo, y sobre las cuales México tiene mucho que aprender, especialmente del ahorro interno, un asunto crítico que debe recibir atención inmediata, si es que esperamos y queremos revertir los efectos nocivos de nuestro modelo económico actual. Ahora, estimado lector, ¿alguna vez se ha preguntado usted: cuál es el rol de la banca mexicana en el desarrollo económico y cuál es su situación actual?

De acuerdo con José Luis Calva, el incrementar el ahorro interno aumenta las opciones de financiamiento para el desarrollo con recursos nacionales, reduce la dependencia financiera externa y ayuda a enfrentar eficientemente los choques externos, adicionalmente, el ahorro externo se vuelve complementario y no indispensable para la nación.

Por desgracia, nuestra realidad es otra y para intentar entenderla retomemos un poco de historia económica contemporánea, a partir de la reforma neoliberal emprendida por Carlos Salinas de Gortari en la década de los 90, el ahorro bancario sufrió una caída coadyuvando a la agudización de la dependencia financiera externa. La reforma salinista tomó los caminos de la privatización bancaria y la desregulación financiera; cuyas consecuencias fueron la adquisición de la mayor parte de la banca por extranjeros (cerca de 80 por ciento) y un desmedido libertinaje en el actuar de las instituciones bancarias, gracias al nulo monitoreo de las instituciones encargadas de supervisarlas.

Esta explosiva combinación de factores, al desatarse la crisis de 1994, dejó a los bancos al borde de la quiebra, por lo que el gobierno tuvo que salir de nuevo a su rescate, absorbiendo las pérdidas como deuda pública (552 mil millones de pesos), a través del Fobaproa, fondo que se supone debería velar por el ahorro de los mexicanos.

A 17 años de los hechos mencionados, la situación no se ha modificado y el país sigue a merced de la ambición nacional e internacional, según La Jornada (nacional) en los cuatro años de gobierno de Felipe Calderón, la banca ha recibido utilidades netas por más de 260 mil millones de pesos superando en 230 por cierto a lo obtenido en el mismo lapso, con Vicente Fox al mando. Además, la “moderna banca mexicana” cobra altos intereses y comisiones, recibe gran cantidad de quejas de sus usuarios y obtiene crecientes utilidades netas, sin aportar significativamente créditos al sector productivo.

No cabe duda de que la realidad mexicana es escalofriante, los datos antes mencionados son estremecedores y el pueblo mexicano no puede pasarlos por alto. Con el Fobaproa, se ha comprometido a dos generaciones de mexicanos a pagar, a través de sus impuestos, los errores de una lastimosa política económica, donde los beneficiarios finales son los consorcios financieros transnacionales y que poco o ningún compromiso tienen con el desarrollo de nuestra nación.

Adicionalmente, estamos condenados al estancamiento económico y al empobrecimiento continuo, por falta de alternativas para el financiamiento de proyectos productivos que puedan generar empleos dignos y bien remunerados. Para alcanzar un desarrollo auténtico, México debe mirar hacia adentro y conocer sus sectores críticos, debe asegurarse de que los banqueros no velen únicamente por saciar su ambición a costa de exprimir a los clientes, sino también de que contribuyan con opciones de financiamiento, diversas y viables, al desarrollo nacional.

http://ntrzacatecas.com/editoriales/opinion/2011/04/13/usura-financiamiento-y-desarrollo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada